Articulos
Medicina
Alternativa
Medicina natural

Reflexologia

Aromaterapia

Hierbas medicinales

Tratamientos
Beneficios del yoga
Decoracion feng shui
Combatir el estres
Hidroterapia
Fototerapia
 

Hierbas medicinales

 

AVELLANO (CORYLUS AVELLANA)
Típico del bosque caducifolio europeo, es bastante frecuente en nuestro país, donde se los cultiva por sus exquisitos frutos . La avellana es un alimento rico y nutritivo, de alto contenido calórico, que ya en el siglo I Dioscórides recomendaba para las enfermedades respiratorias. En fitoterapia se utilizan la corteza de las ramas jóvenes, las hojas y las avellanas. Todas las partes de este árbol contienen flavonoides y taninos, y sirven como tónico venoso para várices y hemorroides, y como cicatrizante y antiinflamatorio. Los amentos (inflorescencia en espiga) tienen propiedades depurativas, sudoríficas y febrífugas. Pueden utilizarse para tratar gripes y resfríos.

También se usan para combatir la obesidad. El aceite de avellana es astringente y se utiliza para tratar pieles grasas y acné. El avellano fortalece los huesos, da vitalidad y es un buen reconstituyente en caso de enfermedad. Además, activa el sistema inmunológico, cura artrosis, artritis y reuma; purifica el sistema linfático y soluciona problemas del oído y la garganta.

BRACHICHITON (BRACHYCHYTON POPULNEUM)
Natural de Australia, este árbol es propio de los climas tropicales o subtropicales. Su elixir es sedante y estabilizador. Alivia los dolores agudos, es cicatrizante y actúa en la recuperación de quemaduras. Se trata de un excelente regenerador hepático y desinflamatorio para hierbas medicinales. A su vez, es muy útil en el tratamiento de problemas de próstata, hemorroides y várices, así como en el normal desarrollo del embarazo.

CAMOR (CERCIS SILIQUASTRUM)
Es originario del Mediterráneo oriental. Su aspecto encorvado engendró la leyenda de que fue en este árbol dónde se ahorcó Judas. Su elixir floral es indicado para restaurar canales de energía cortados, cicatrices patógenas y otros daños producidos en el cuerpo sutil. Activa la vitalidad y la expansión. Tiene ciertos beneficios sobre los trastornos hepáticos. También mejora los dolores desde la octava vértebra dorsal hasta el cuello y los dolores de cabeza frontales. Es un buen anticancerígeno hepático y ejerce un efecto estimulante sobre la testosterona.

CIPRÉS
(CUPRESSUS SEMPERVIVENS)
Originario de Asia Menor, actualmente es muy frecuente en Europa y en América. Puede vivir hasta setecientos años. Su raíz principal penetra a una gran profundidad, de modo que crece en lugares secos. Sus nueces y la madera son las partes más utilizadas. Sus propiedades curativas se conocen desde la Antigüedad: Hipócrates: Galeno, los aztecas y otros pueblos lo utilizaban en sus curaciones. En su composición existen varios hidrocarburos, taninos y aceites esenciales de efectos tonico venosos y vasoconstrictores. Fortalece la vejiga de la orina y es un buen astringente, sudorífico, diurético, febrífugo, i balsámico, antitusígeno y expectorante. Es útil para las hemorroides y la incontinencia urinaria, así como para diferentes problemas derivados de la menopausia, k mala circulación y la diarrea.
Es estimulante y activador. Se recomienda para problemas óseos y articulares, osteoporosis, artritis, artrosis, problemas circulatorios, envejecimiento, arrugas en la piel, insuficiencias hepáticas, agotamiento físico y mental, y manos y pies fríos.

Las hierbas medicinales

Hierbas medicinalesDATURA j (DATURA METEL)
Es un arbusto leñoso, de América del Sur y Asia. Todas las partes de la planta son venenosas, incluso eran utilizadas por los indígenas por sus propiedades hipnóticas. Su esencia se utiliza para combatir problemas de la columna vertebral, erupciones cutaneas, hemorroides y várices. También se recomienda en casos de dolores en articulaciones, artritis, cáncer y virus poco frecuentes.

ENCINA (QUERCUS ILEX)
Nativa de la región mediterránea, en la actualidad es una especie ornamental muy difundida en Sudaniérica. La corteza y los frutos son muy ricos en taninos, y en especial en ácido cuercitánico. Los taninos son astringentes: secan las mucosas inflamadas y facilitan la coagulación de los tejidos animales. La encina tiene propiedades para las hierbas medicinales antidiarreicas y es especialmente recomendada en el tratamiento de gastroenteritis infantiles. Los enjuagues bucales con una decocción fría de su corteza ayuda a combatir la estomatitis, la faringitis y todo tipo de problemas bucales. También corta las hemorragias nasales, alivia la conjuntivitis y los reumas, y hace desaparecer los sabañones, los eccemas y las ulceraciones cutáneas. Puede aplicarse para curar trastornos en los ojos, la cabeza, la flora intestinal y los nervios. Combate las intoxicaciones alimentarias y atenúa el efecto de los tics, las compulsiones y el estrés. La esencia de la flor activa lentamente, pero tiene efectos duraderos. La vitalidad aumenta hasta alcanzar un estado óptimo de energía.

ESTORAQUE (LlQUIDAMBAR  STYRACIFLUA)
Se trata de una especie ornamental, originaria del este y el sur de América del Norte. Su esencia es sedante, lleva a un estado de armonía sin euforia. Alivia el estrés, los excesos físicos, los colapsos nerviosos y actúa ante disgustos fuertes. Es útil en la salud del corazón, pulmones, bazo y columna. Además, elimina las reacciones alérgicas faciales.

JACARANDA (JACARANDA MIMOSIFOLIA)
Originario de América del Sur, especialmente de las zonas limítrofes entre Argéntina y Brasil, el Jacaranda es un bello árbol que solían utilizar los aborígenes para desbloquear el plexo solar. Es muy efectivo en el tratamiento de hinchazones de pies y manos. También es útil para combatir las alergias de primavera, por su condición de purificador de la sangre. Del mismo modo, alivia las migrañas laterales y canaliza la sexualidad a través del amor.

MELIA (MELIA AZEDERACH)
Es una especie nativa de las montañas asiáticas. Gracias a su propiedades vermífugas, sus frutos se utilizan contra los parásitos intestinales. También poseen propiedades astringentes y cicatrizantes. En el aspecto energético, sus flores activan la vitalidad y el dinamismo. La esencia de melia aumenta los glóbulos blancos, colaborando con el sistema inmunológico. Además, incrementa las proporciones de hierro y magnesio, constituyéndose en un excelente tratamiento para la anemia. En el aspecto sexual, es útil en casos de impotencia y quistes en los ovarios. Otra de sus propiedades es atenuar las várices y actuar sobre los problemas circulatorios. Se recomienda su administración en casos de parálisis, pérdidas de memoria o demencia
 
MORERA (MORUS ALBA)
Nativa de Asia oriental, es bastante frecuente en las regiones del sur de Europa. También es posible encontrarla en los bosques cordilleranos. Sus frutos tienen un gran valor nutricional, ya que aportan vitaminas C y A, minerales e hidratos de carbono. Su esencia es estimulante y actúa en casos de impotencia y frigidez. Se recomienda para combatir problemas en la menstruación, mala circulación, tumores de todo tipo, coágulos, várices, gangrena, anorexia, bulimia, obesidad, hipoglucemia y pancreatitis.

PALMERA (PHOENIX CANARIENSIS)
Originaria de zonas cálidas, el jugo de sus frutos es útil para la tos, los catarros y las molestias intestinales ligeras. Es sedante y armonizante. Da sensación de plenitud y fluidez, manteniendo el estado por mucho tiempo. Se indica en el tratamiento de sordera, autismo, pérdida de equilibrio, mareos, vértigos, problemas hepáticos, desequilibrios iónicos, várices, mala circulación, alergias asmáticas, dolores en el centro de la espalda y escoliosis.

PlNO PIÑONERO (PINUS PINEA)
Natural del Mediterráneo oriental, hoy en día se encuentra en varios países del mundo, donde es cultivado por su bello aspecto que son de gran uso para las hierbas medicinales. Contiene trementina, una oleorresina que se encuentra en las yemas y las capas externas de la corteza. Esta sustancia posee propiedades balsámicas, antirreumáticas, antisépticas, diuréticas y depurativas. Además, previene la formación de cálculos en las vías urinarias. La trementina es tonificante, ya que estimula las glándulas suprarrenales y revitaliza el organismo. Uno de sus usos más populares es para tratar afecciones respiratorias y problemas reumáticos y renales. Se debe tener cuidado con su inhalación, ya que es peligrosa para el sistema nervioso central.
El pino piñonero tiene incidencia sobre el riñon, los pulmones, los ojos y los ovarios. Purifica la sangre y equilibra los cambios bruscos de temperatura o presión. Asimismo, es un excelente regenerador celular.

PLÁTANO COMÚN (PLATANUS HYBRIDA)
Amo y señor de las calles de Buenos Aires, el plátano común se considera un híbrido entre el plátano americano y el oriental. Si bien no tiene ninguna utilidad terapéutica, la esencia floral alberga extraordinarios poderes. Activa la vitalidad, tranquilizando al mismo tiempo el sistema nervioso. Se lo recomienda para mejorar la circulación sanguínea y como antiinflamatorio. Además, es útil en casos de alergias cutáneas, tartamudez, y locuacidad. Tiene efectos en la prevención y recuperación de infartos y otros problemas cardíacos. A su vez, tonifica las glándulas del timo y el bazo. Expande el pecho y elimina el dolor de espalda.

RICINO (RlCINUS COMMUNIS)
El ricino es oriundo de África, aunque se lo encuentra en todas las regiones templadas del mundo. Se trata de una plantamuy tóxica. Las hojas y el aceite, aplicados externamente, son emolientes, cicatrizantes y previenen la calvicie. Su esencia es sedante para las personas activas, y estimula a las pasivas. Una de sus propiedades más útiles es la de mejorar la digestión y la circulación, además de activar la sexualidad y estimular el bazo y la vesícula biliar.

Volver